Al final fue Marriott, y no Hyatt, el grupo hotelero que se quedó con Starwood, dueño de los hoteles Sheraton. El conglomerado anunció hoy que pagará 12.200 millones de dólares para adquirir a su rival. Entre los dos, suman 5.500 hoteles (y más de un millón de habitaciones) en más de 100 países. Tras la fusión, se convierte en el mayor grupo hotelero del mundo.

La operación ya fue aprobada por los consejos de administración de ambos grupos. Ritz-Carlton, Renaissance, JW Marriott o Gaylord son las marcas de Marriott, a las que se suman ahora St Regis, W, Westin, Le Méridien y Sheraton, de Starwood.

Starwood había contratado a Lazard para explorar sus opciones estratégicas, incluida la posibilidad de una venta. Entre los candidatos a compradores se perfilaban también el grupo Hyatt y tres empresas chinas. La expansión de Marriott, en términos de cantidad de hoteles que llevan sus banderas, fue inferior en los últimos años a la de competidores como Marriott y Hilton.

Starwood suma más de 1.270 hoteles en unos 100 países, y diez de ellos están en la Argentina: nueve Sheraton y un Park Tower.

Fuente | IEco