Los suizos no sólo hacen relojes. También son conocidos por su experiencia en construir túneles que atraviesan montañas y conectan países. Y entre las grandes compañías suizas se encuentra Lombardi, con una trayectoria de 30 años en el país, con obras que van desde Tucumán hasta Neuquén, y que actualmente está involucrada en el túnel de Agua Negra, en San Juan.

Días atrás, el presidente de Lombardi, Roger Bremen, estuvo en la Argentina y explicó el punto de vista de la compañía sobre el futuro económico del país. Hablo de ferrocarriles, obras hidroeléctricas y túneles de conexión ferroviaria. Algo que conocen: están por inaugurar la ampliación del Túnel de San Gotardo, el más largo del mundo.

¿Ve posible un desarrollo de la red ferroviaria en la Argentina?

No veo por qué en un país mayormente plano no pueda desarrollarse este tipo de transporte y disminuir el tránsito de los camiones en las autopistas. Además, tenemos una relación afectiva con el país. Lombardi hace 30 años que está involucrado en proyectos de infraestructura acá, sobre todo hidroeléctrica, desde Tucumán a Neuquén.

Y ahora, ¿qué están haciendo?

Por un lado estamos en el Panel de Expertos Independientes que están supervisando las represas en San Juan y Santa Cruz. El otro aspecto es nuestro involucramiento en el túnel de Agua Negra, entre San Juan y Chile, donde hicimos el proyecto. Ahora se hará la licitación para la construcción.

¿Cuáles son sus expectativas con el nuevo gobierno argentino?

Mi impresión general es que en Europa las expectativas son altas. Los europeos quieren volver a empezar de nuevo. En cuanto a nosotros, con Argentina tenemos una cuestión sentimental. Uno no puede separar los negocios de la parte sentimental: lo que hacemos nos tiene que gustar. Sin duda, la relación cultural es más fácil que con Asia u otros lugares. Comprendemos más las necesidades y las relaciones. La empresa hizo muchas obras en el norte de Latinoamérica, pero no hay duda de que Argentina tiene la gente más interesante. Además, Suiza es el cuarto inversor mundial en la Argentina. Hay una larga tradición de inmigración de suizos: Pellegrini, Binner, Kirchner, tienen antepasados suizos. Alfonsina Storni era ticinesa.

¿Cómo se ve desde Suiza el futuro de la región?

En el pasado, el marco general de la región no era favorable para la inversión. Por eso, la garantía de los seguros era alta. Pero si cambia, los potenciales de inversión son infinitos, no hay límites. Y esto es más válido aún para Argentina, que tiene un nivel de educación muy bueno. Lo demuestra que muchos argentinos están afuera y son exitosos en sus profesiones. Para el túnel de Agua Negra el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) garantizó los fondos para el lado argentino.

¿Cuántos puestos de trabajo implican estas obras?

Sumando todo, incluidas las actividades colaterales, comienza con 1.000 y llegaría a las 2.000 personas, dependiendo de la fase de la obra.

Fuente IEco