Honda Motor Co. asignará otros 363 millones de dólares para financiar un creciente retiro de bolsas de aire que pueden abrirse con demasiada fuerza.

El fabricante de automóviles anunció el gasto el viernes en Tokio y dijo que los costos adicionales serán reflejados en el informe de ganancias para el año fiscal que concluyó el 31 de marzo. Pero los costos no afectarán los pronósticos de dividendos ni ganancias de la compañía, señaló en un comunicado.

El mes pasado, el fabricante de las bolsas de aire, Takata Corp., cedió a presiones de reguladores federales en Estados Unidos y aceptó aumentar al doble el retiro de los infladores de bolsas de aire, a 33,8 millones. Los infladores de Takata pueden estallar violentamente y enviar esquirlas de metal al compartimiento de pasajero.

Hasta ahora, el problema ha causado al menos seis muertes y 105 heridos en todo el mundo. Otro fallecimiento está siendo investigado en Louisiana.

Honda es el mayor cliente de Takata y ya ha retirado unos 20 millones de infladores en todo el mundo. Otros 10 fabricantes de autos han expandido también sus retiros.

Honda está asumiendo los costos de los retiros y posteriormente le cobrará a Takata.

Fuente: AP