Gustavo Grobocopatel es el hombre más respetado de la Argentina en el área de los agronegocios. Su empresa, Los Grobo, se diversificó y ahora se dedicada a la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías para la producción de soja, maíz, trigo.
En su momento se lo llamó “El Rey de la Soja”. Ahora bromea y dice que lo deberían llamar “El Rey del bit”. Para Grobocopatel la Argentina debe seguir apostando a la soja y pide defenderla como al fútbol y al Papa Francisco.
“La soja es como el caballo de Troya que puede abrir el mercado a otros productos”, aseguró en un reportaje al diario BAE. A su entender, el mundo demanda cada vez más soja y la Argentina puede producirla en forma sustentable. “Alienta otras industrias, porque para hacer soja se consumen máquinas, autos… Y no hay que subsidiarla. Como los argentinos apoyamos al fútbol y al Papa, tenemos que apoyar a la soja“, enfatizó.
A Grobocopatel el precio no le preocupa. Para él lo importante es la cantidad y aseguró que se debería producir más. “Hoy producimos 100 millones de toneladas, este año menos. De haber seguido el ritmo de crecimiento de otros países de la región, deberíamos producir un 50 o 60% más. Entrarían más dólares, habría más reservas, no habría corridas contra el dólar y los salarios estarían mejor estructurados“, aseguró.
Para el empresario, va a haber un cambio de rumbo para el sector y avizora un período bueno para expandir el negocio del agro. “En los últimos años hubo políticas erradas“, señaló y reclamó “bajar las retenciones, abrir el mercado para exportar, ordenar macroeconómicamente a la Argentina“.
“Todos los candidatos tienen en claro que hay que hacer rectificaciones urgentes para evitar que una catástrofe. Si podemos exportar más, más rápido entran los dólares. Y el agro puede conseguir eso”, añadió.
En este marco, al ser consultado sobre si continúa con la idea de que hay que reemplazar las retenciones por otro tributo, Grobocopatel señaló: “No hay que pagar menos impuestos, sino hacerlo de forma diferente. Las retenciones gravan el ingreso y se pagan haya o no utilidades. Debe sustituirse por más Ganancias o un impuesto a la tierra; que sea mayor cuanto mayor el potencial productivo”.
Para finalizar, el empresario consideró muy importante crear las condiciones necesarias para recuperar la confianza y lleguen inversiones. “Con un marco legal confiable los argentinos traerán los dólares que se llevaron al exterior“.
“Argentina es un país de frontera. No arreglar con los holdouts o no poder girar divisas nos ubica ahí. Si cambiamos, habrá un flujo muy grande de inversiones”, concluyó.
Fuente: Infobae