Para un grupo de personas significa un alivio en la carga tributaria que pesa sobre lo que perciben por su trabajo o su jubilación, aunque es un alivio que se moderará en cuanto tengan una mejora nominal de esos ingresos. Para otro grupo implica dejar de estar al margen del impuesto para empezar a pagarlo. El decreto 394, publicado el miércoles pasado en el Boletín Oficial, formalizó los cambios que había anunciado el presidente Mauricio Macri en el esquema del impuesto a las ganancias.

La medida fue eje de controversias y expresiones de sabor a poco por parte de sindicalistas. A continuación, una guía para conocer cuáles son los efectos de los cambios, de qué manera se puede aliviar el peso del impuesto y cuáles son las reformas aún pendientes que muchos reclaman para devolverle equidad y progresividad al esquema.

QUÉ SE MODIFICÓ