El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, afirmó hoy que el Gobierno nacional está “manejando bien, con prudencia la política cambiaria“, un día después de que el Banco Central tuvo que intervenir fuertemente en el mercado, pese a lo cual el dólar se disparó 23 centavos y cerró a 16,08 pesos.

“Creo que estamos manejando bien, con prudencia la política cambiaria, por supuesto dentro de las condiciones que se van presentando todos los días que son cambiantes”, afirmó Frigerio y, en este marco, mencionó la “difícil situación” que atraviesa Brasil, el no acceso al crédito hasta tanto la Argentina no concluya el conflicto con los holdouts y la falta de ingreso de dólares provenientes de la cosecha del agro hasta el mes próximo, según informó la agencia DyN.

El funcionario consideró que el valor del dólar está vinculado a un proceso que es “muy dinámico” y, en tal sentido, además de las condiciones locales, se refirió a “situaciones externas que son importantes también, como lo que está pasando en Brasil, que no es un tema menor”.

“Brasil está pasando por una situación muy difícil y utiliza su tipo de cambio como una herramienta para intentar mejorar su competitividad y una parte importantísima de la industria argentina está muy vinculada con ese proceso”, explicó.

Frigerio argumentó, además, que el actual es “un período del año más complejo en términos del dólar porque todavía no tenemos acceso al crédito, que seguramente consigamos cuando salgamos del default, y tampoco tenemos los dólares de la cosecha del agro, que eso también el mes que viene va a cambiar y van a entrar dólares que ahora todavía no están entrando”.

Fuente Fortuna