Ford Motor registró unos ingresos netos de 1.900 millones de dólares en el tercer trimestre del año, más del doble que en el periodo anterior, gracias a las sólidas ventas de su nueva camioneta F-150.

Ford tuvo unos resultados récord en Norteamérica, donde ganó 2.700 millones de dólares. Sus ventas en la región subieron un 16% al aumentar la producción y ventas de la nueva camioneta con laterales de aluminio.

Las ventas totales de la automotriz subieron un 7%, a 1,6 millones de vehículos. Perdió dinero en Europa, Sudamérica y Oriente Medio, aunque arañó un pequeño beneficio en Asia.

El beneficio de Ford, de 48 centavos por acción, se comparaba con el beneficio de 27 centavos en el mismo trimestre del año anterior.

Excluyendo elementos extraordinarios, Ford ganó 45 centavos por acción, por debajo de la previsión de 46 centavos de Wall Street, según los analistas encuestados por FactSet.

Fuente: AP