En diciembre último, el costo de la Canasta Básica Alimentaria de la Ciudad de Buenos Aires por adulto equivalente –la cual determina la línea de indigencia- ascendió a $1.274 en tanto que el de la Canasta Básica Total –que determina la línea de pobreza subió a $2.328 por personal mayor.

Esos valores, que significaron un salto de 7% y 4,7%, respectivamente en comparación con el mes previo, elevaron los umbrales de indigencia y pobreza de una familia tipo de dos adultos y dos menores a $3.935,50 y $7.194,10, respectivamente. “Esas variaciones superaron a la tasa de inflación medida por FIEL que fue en diciembre de 3,6%, para el caso de la Ciudad”.

De ahí que los grupos habitacionales de esas características que el mes último no lograron reunir ingresos promedio diario de $131 y $240, en cada caso, fueron clasificados como indigentes y pobres, un cuadro que afecta a casi un tercio de la población.

Con semejante suba de los precios promedio de los bienes y servicios básicos, FIEL estimó que “en los últimos 12 meses la CBA aumentó 26,7% mientras que la CBT avanzó 27,2 por ciento”.

Fuente Infobae