La rosarina Paladini anunció ayer que está finalizando el proceso de adquisición de la española Espuña, una firma que también se dedica a fiambres.

La firma que pertenece a la familia homónima ya había anunciado que, a raíz del “nuevo panorama económico”, reactivaba su plan de inversiones de $ 547 millones.

Eso implica contrataciones de personal en las plantas de Villa Gobernador Gálvez, Villa Amelia y los centros de reproducción porcina de La Toma (en San Luis).

No obstante, Paladini no quiso hacer públicas las cifras de la negociación con los europeos.Espuña llegó a la Argentina en 1990, para dedicarse a productos secos y curados de alta calidad. Entre ellos, el jamón serrano español.

Cuando se instalaron, dijeron que los argentinos estaban entre los extranjeros que eran mayores consumidores de sus fiambres en la peninsula ibérica.La marca española se fundó en 1947 y está ubicada en Olot, Cataluña.Paladini es la líder en producción de fiambres, embutidos, hamburguesas, salchichas, rebozados y quesos. Uno de sus diferenciales con respecto a otros competidores es que posee una red de 10 sucursales propias.

La firma rosarina es la principal productora porcina del país con dos criaderos de cerdos propios. Fue fundada en 1923.La producción porcina creció durante el kirchnerismo. La compañía está primera en participación del mercado de embutidos, un mercado bastante atomizado, con alta participación de Pymes que abastecen diferentes segmentos.

En los otros segmentos en los que participa, Paladini tiene mayor competencia.Uno de los que vino creciendo en los últimos tiempos es el brasileño BRF Foods. A través de 85 millones de dólares, BRF adquirió una sociedad holandesa y argentina en la que talla la familia Quentín, que controlaba Campo Austral, que también produce carne porcina y procesados de cerdo.

Los brasileños son dueños de Paty, Dánica, Vieníssima, GoodMark, Delicia y Manty, todas etiquetas muy instaladas en sus categorías.Tanto Paladini como BRF comparten la decisión de no participar en la versión 2016 de “precios cuidados”.La brasileña que si forma parte de este programa es JBS con su marca Swift, tanto en hamburguesas como en salchichas.

Fuente IEco