La inflación de enero habría registrado una leve baja respecto de la medición de diciembre, en particular en el sector de alimentos y bebidas, según las consultoras que miden los precios en forma privada. De todos modos, se espera que, con el anuncio del incremento de las tarifas en los servicios públicos, el índice de precios vuelva a pegar otro pequeño salto en febrero.

Los analistas consultados por LA NACIÓN dieron cuenta de un promedio de incrementos de 3,2 por ciento para este mes, frente al 4 por ciento del mes pasado.

Los alimentos, uno de los factores que más incidieron en la suba de los últimos meses, “se alinearon con el resto de la inflación; en particular, lo que más subió previamente, como la carne, se estancó o bajó algo, a diferencia de los lácteos, que sí están subiendo”, detalló.

Hasta ahora, en términos interanuales, la suba de precios para Elypsis se ubica cerca de 28 por ciento.

Nuria Susmel, de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), dijo que aguardan un incremento de entre 2,5 y 3% para el mes, “por el componente estacional del turismo, pero con el resto de los sectores alineados con el índice general”. Para el año FIEL calculó un aumento del 27 por ciento.

Martín Vauthier, analista del estudio Bein, dijo que el número cerrará entre 2,5 y 3%, “con una desaceleración respecto de principios de mes” y con los alimentos subiendo en torno del 2,8%, frente al 5,2% de diciembre.

“En diciembre estuvo la devaluación, la baja de las retenciones, la eliminación de los ROE y otros factores. Ahora hay más tranquilidad por el equilibrio dólar-tasa en niveles más bajos que los esperados previamente”, explicó.

Bein también prevé un incremento el mes próximo, por la quita de subsidios a los servicios públicos. “Con un aumento promedio de tarifas del 250 por ciento en el área metropolitana, en el índice de la ciudad podría haber un aumento adicional de 1,25 por ciento en la inflación”, detalló. En el año, creen que la inflación aumentará 33%, frente al 36% que esperaban un mes atrás.

El economista Marco Lavagna, diputado nacional del Frente Renovador, dijo que Ecolatina prevé una suba de entre 3,5 y 4% para este mes y, “en febrero, dependiendo de cómo se manejen las tarifas, puede llegar hasta el 5 por ciento”.

En ese sentido, advirtió, “es un trimestre con aumentos que complicará las paritarias”.

Camilo Tiscornia, de la consultora C&T, calculó una suba de 3,4%, frente al 4,3% de diciembre, con un “freno importante en alimentos y bebidas, sobre todo en la carne”. El economista consideró que, aunque los precios suban el mes próximo por las tarifas, “si el tipo de cambio sigue en estos niveles, la inflación se moderará”. Hasta ahora, estiman una suba interanual del 28%. “Acá hubo una suba fuerte previa a la apertura del cepo y después hubo una especulación muy fuerte, que luego se contuvo cuando el tipo de cambio se frenó”, agregó.

Abeceb coincidió con el diagnóstico del resto, al prever un incremento de entre 3 y 3,5%. “A los empresarios se les complica el traslado a precios por la menor demanda; para el año prevemos un 24,8 por ciento frente al 29 por ciento de 2015 y será clave que trabajen en el plano fiscal”, dijo el analista Mariano Lamothe.

El Gobierno estimó que la suba de precios rondaría entre el 20 y el 25% este año, mientras que, según el último informe de LatinFocus, consultoras y bancos prevén que aumente el 32,6 por ciento.

Sin embargo, en algún caso la calcularon hasta en 38,1%, como el estudio Ferreres. LCG, la consultora fundada por el nuevo embajador ante Estados Unidos, Martín Lousteau, la estimó en 36%. Varios bancos la colocaron cerca del 35%, como el Deutsche Bank, el Citi, el HSBC y el Nomura. El registro más bajo correspondió al estudio Abeceb (dirigido por el economista Dante Sica), con 24,1%. Para el año próximo, el consenso indica una suba de 19,5 por ciento.

Índices auxiliares

Esta semana, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) formalizó la utilización de los IPC de la ciudad de Buenos Aires y de la provincia de San Luis como las mediciones alternativas hasta que se publique el nuevo índice nacional, luego de ocho años de manipulación por parte del kirchnerismo. En diciembre arrojaron subas de 3,9% (26,9% el último año) y 6,5% (31,6%), respectivamente.

Precios todavía inquietantes

Las claves de la inflación de enero

Alimentos

Después de un salto en diciembre, los alimentos se alinearon en enero a la pauta inflacionaria genera. La carne, uno de los productos que habían dado el salto más alto, se mantuvo o bajó, mientras que los lácteos se incrementaron.

Tarifas

Las subas anunciadas en la electricidad, que se conocerán en los próximos días y comenzarán a regir desde el mes próximo, volverán a impactar en el índice de precios. Si subieran un 250%, el impacto en la inflación porteña rondaría el 1,25%. Pero podrían ser mayores.

Fuente La Nacion