La marea empieza a calmarse, como lo evidenció ayer por la tarde el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, al pasear meditabundo a su perra Olivia por Palermo. Nos para menos: anunció el acuerdo con los fondos buitre y tras roces con Federico Sturzenegger, logró que el Banco Central, pare el dólar en $ 16. Sin embargo, treparía a a $ 18 hacia fin de año, según consultores privados.

Durante la última semana, parece haberse encontrado un nuevo equilibrio dólar-tasa en torno a una divisa en $ 15 y una tasa Lebac en la zona de 37% en el tramo más corto, que a juicio de Federico Furiase, economista del estudio Bein & Asociados, fue el costo a pagar para anclar las expectativas de devaluación en medio de negociaciones paritarias.

Economía & Regiones (E&R), consultora fundada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ancló en $ 17,80 las expectativas cambiarias para fin de año, cálculo que coincide con el estudio Bein. Mientras tanto, en Elypsis subieron un punto sus proyecciones de $ 16,50, que tenían a principios de año, a $ 17,50 tras los últimos hechos y Ecolatina estima que $ 18 será el valor final del dólar este año. Todos los cálculos van en línea con el Rofex, cuya cotización de dólar para diciembre es de $ 18,37.

Crítica y error. Como todas las consultoras convergen en que el valor del dólar dependerá de la apertura de la cuenta capital y la liquidación de la cosecha, el Banco Central se verá forzado a intervenir mientras se transita ese puente, una postura que ha hecho saltar las críticas. Germán Fermo, director de Macrofinance, manifestó que con las intervenciones sólo se perdieron reservas y los saltos en la dinámica cambiaria se incrementaron, porque el mercado sabe que la posición del Central “es débil” en materia de reservas.

Para Diego Giacomini, de E&R, sostuvo que hasta el día en que el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, anunció las metas fiscales, el BCRA acumulaba reservas diarias por más de US$ 70 millones diarios, pero desde entonces el tipo de cambio empezó a subir y las reservas a caer más de US$ 50 millones por día. Lorenzo Sigaut, jefe de Ecolatina, más bien cree que el dólar a 13-14 que surgió tras el levantamiento del cepo fue sorpresivo, de modo que el hecho de que ganara centavos diarios hasta la fecha es señal de que la moneda requería mayor depreciación.

Sin embargo, cuando alcanzó los $ 16, un dígito que para el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, es sinónimo de que las cosas se hacen mal, el BCRA colocó una barrera. “Hay un techo con el que no se siente cómoda la entidad”. La misma versión sostiene Rodrigo Alvarez, director de Analytica, quien consideró que es “un límite riesgoso” el valor del dólar a $ 16, por lo que cree que el Gobierno intervendrá periódicamente para que no siga su camino alcista, al menos de momento.

Fuente Fortuna