Por primera vez, Volkswagen informó cuál es la situación en la Argentina de los vehículos afectados por el escándalo mundial en el que se vio envuelta la automotriz. La empresa alemana está en el ojo de la tormenta desde que admitió haber manipulado el software de sus medidores de emisiones contaminantes de sus vehículos diésel. En el mundo, se habla de 11 millones de autos VW, Audi, Seat y Skoda. Y, en la Argentina son 42.716 unidades de varios modelos, vendidos desde 2008.

Volkswagen comunicó que “ciertos vehículos equipados con motores Diesel del tipo EA189 poseen instalado un software que optimiza los valores de emisión de óxido de nitrógeno durante su evaluación en bancos de pruebas”. Se trata de varias camadas de los Vento de los años 2008 a 2016 (fabricados a partir de julio de 2015); de la pick-up Amarok de los años 2011 a 2012; Passat del 2008 al 2014 y Tiguan, del 2009 al 2011.

En la empresa señalan que aún no tienen la certeza de si existe algún incumplimiento de la normativa, pero aclararon que el software no afecta la seguridad. “Es importante destacar que, debido a las diferentes regulaciones existentes en los distintos países, la situación descripta no necesariamente implica el incumplimiento de la normativa local en materia de emisión de gases contaminantes y que dicho software no  afecta en nada el funcionamiento de los vehículos involucrados, que resultan seguros técnicamente y en relación al manejo”, informó.

Según aclararon en la compañía, la campaña mundial de Volkswagen determinará si los vehículos afectados requieren alguna medida técnica sobre el software que amerite un “recall” o llamado a revisión. “Una vez determinadas las medidas técnicas y el plan de acción a seguir, será informado a los usuarios”, dijo la firma y aclaró que cualquier trabajo será a cargo y costo de Volkswagen

Fuente: IEco