El presidente Mauricio Macri y su par de Francia, Francoise Hollande, firmaron convenios de cooperación en Casa Rosada y estrecharon vínculos luego de muchos años sin que un mandatario galo visitara la Argentina.

“Es el momento de profundizar nuestra relación políticay fortalecer nuestra relación comercial” dijo Macri y añadió que “todos estos convenios que hemos firmado nos obligan a llevar del papel a la práctica estos compromisos”.

El presidente de la República de Francia, Francois Hollande, arribó a la Argentina en visita oficial, en el marco de una gira que lo llevará también a Perú y Uruguay y mantiene un encuentro con Mauricio Macri en Casa Rosada.

Luego de una ceremonia de bienvenida en la plaza San Martín, el francés se trasladó a Casa de Gobierno para una reunión entre los mandatarios de caracter bilateral, al igual que la que mantendrán ministros de ambos países.

Luego se procederá a la firma de 22 convenios y declaración conjunta y a las 20.30 está programada una comida de Estado en el Museo del Bicentenario.

Según pudo observar ámbito.com en una recorrida por Casa Rosada, los salones ya están preparados para la llegada del galo. Se pusieron a punto los salones Eva Perón y el despacho que solía ser de los vicepresidentes en tiempos anteriores a los Kirchner. Allí se dispuso una larga mesa donde se estima se reunirán los ministros argentinos y franceses.

El jueves, Hollande tiene programado un homenaje en el Parque de la Memoria a las víctimas de la dictadura y un encuentro con la Presidenta Estela de Carlotto y la asociación Abuelas de la Plaza de Mayo.

Además, a las 9.25 el francés brindará un discurso en el Polo científico y tecnológico, en el marco del foro sobre la cooperación científica y educativa franco-argentina.

A las 11 está prevista una visita al estadio de Boca Juniors junto a Mauricio Macri y luego un encuentro con personalidades del mundo cultural argentino y francés.
La visita de Hollande a la Argentina concluirá con un almuerzo con dirigentes de empresas argentinos y franceses y una recepción de la comunidad francesa en el Liceo Jean Mermoz.

Fuente Ambito