El viernes 24 de enero el entonces Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el exminsitro de Economía, Axel Kicillof, anunciaron en una conferencia de prensa en la Casa Rosada la flexibilización del cepo cambiario que había sido instaurado en octubre de 2011.

Así fue como se retrotrajo la situación a junio de 2012 cuando se impuso la prohibición de comprar dólares para atesorar. Como era de esperarse, los ahorristas fueron a los bancos y en apenas cinco días hábiles de ese enero se vendieron casi u$s 95 M.

La posibilidad de acceder al dólar ahorro hizo que al mes siguiente se solicitaran poco más de u$s 167 M. Sin embargo, la demanda de dólares para tenencia se redujo durante los cuatro meses siguientes. Las solicitudes de ahorristas se dispararon en julio cuando la AFIP validó operaciones por más de u$s 205 M. En 2014, octubre fue el mes con mayor demanda de dólares para atesoramiento al alcanzar la suma de u$s 446. 495.898.

A lo largo de este 2015 la demanda de dólar ahorro fue creciendo mes tras mes llegando a su pico máximo en noviembre cuando la AFIP informó que las ventas de moneda extranjera para atesoramiento alcanzó el récord de u$s 722,9 M.

Al día siguiente, el primer día hábil de diciembre el sistema para adquirir divisas en la web del organismo colapsó. La reapertura del cupo mensual y la posibilidad de una inminente devaluación imposibilitó en gran parte de la jornada la adquisición de dólar ahorro.

Fuente Ambito