Las retenciones al campo tienen cada vez menos peso sobre la recaudación total.

En efecto, de acuerdo a un informe realizado por la Sociedad Rural Argentina, después de haber representado históricamente para el Estado un mes de recaudación, actualmente significan apenas 14 días.

En base a datos del estudio, las retenciones de la nueva campaña contribuirían con US$ 6766,3 millones. Considerando el nivel que tuvo la recaudación diaria hasta octubre pasado, ese dinero representaría 14,14 días, de acuerdo al informe.

El estudio agrega que el complejo sojero  es el que tiene mayor incidencia. Las retenciones de este cultivo suman US$ 5588,1 millones, equivalentes a 12 días de recaudación. Influye que la oleaginosa paga la tasa más alta del sector: 35%.

Le siguen el grano de girasol (32%), el trigo (23%) y el maíz (20%).

Respecto de la soja, la evaluación aclaró que “tanto por el volumen de producción, exportación y el nivel de retenciones que tributa (35% de su valor), eliminar las retenciones a la oleaginosa tiene un impacto algo mayor que el que tiene en el resto de los granos”.  “Sin embargo, la recaudación por los derechos a la exportación de la oleaginosa representa 2,14 días, según los datos de la Afip, al 31 de octubre”, afirmaron. Al analizar todo el complejo sojero son 12 días de recaudación (7,9 pellets y 1,71 de aceite de soja): “En total, estamos hablando de menos del 5% de la recaudación”, afirmaron.

La incidencia de las retenciones a la carne vacuna en la recaudación total también “es mínima: no llegan a un día entero“, expresaron. Del total de impuestos, éstas representan la tributación de 0,3 días: “A pesar de que las retenciones a la carne vacuna alcanzan el 15% del valor de ese producto, las políticas restrictivas en materia de comercio exterior de carne que llevó adelante este gobierno redujeron las exportaciones en un 53%, de 2008 a 2014, y llevaron a que se perdieran 12 millones de cabezas de ganado, cerca de 140 frigoríficos y 20 mil trabajadores de la carne quedaron en la calle”, afirmaron.

Fuente | Fortuna