El valor de los bonos verdes en circulación puede casi duplicarse este año y llegar a los US$158.000 millones ahora que este producto utilizado para financiar proyectos relacionados con el cambio climático comienza a encontrar un lugar importante en el mercado.

HSBC Holdings Plc pronostica que durante 2016 se emitirán de US$55.000 a US$80.000 millones de bonos ecológicos en todo el mundo, según un reporte publicado el martes en Londres. El monto total oscilará entre US$133.000 y US$158.000 millones para fines de este año, según el informe.

Cada vez más países, entre ellos China e India, están elaborando directrices referidas a los bonos verdes, que ayudan a un crecimiento constante en el mercado. La decisión de la calificadora de riesgo Moody’s Corp. de evaluar nuevos bonos verdes también contribuirá a dar impulso al mercado en la segunda mitad del año, dice el informe del HSBC.

El acuerdo alcanzado en París el mes pasado durante la Cumbre del Cambio Climático COP21 de las Naciones Unidas, así como el éxito de bonos ya existentes, también dará impulso al mercado.

La emisión de bonos verdes se aceleró en los últimos años. Un récord de US$41.000 millones se obtuvieron en 2015 para financiar proyectos destinados a la reducción de las emisiones de carbono, tales como planes de energía renovable y de ahorro energético, según datos compilados por Bloomberg.

HSBC se muestra particularmente interesado en bonos ecológicos para financiar la adaptación al cambio climático, como las defensas contra las inundaciones y similares, como el caso del título Nederlandse Waterschapsbank NV 1%, que vence en 2025. La entidad también recomienda bonos que financiarán programas de energía renovable y de ahorro de energía en países con ratios altos de C02/PBI, tales como China e India.

La previsión de HSBC de que la emisión de bonos verdes alcanzará los US$80.000 millones este año es más optimista que la del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria SA, que pronosticó una emisión de unos US$50.000 millones para 2016, según un informe del 22 de enero.

Fuente IEco