Según hicieron saber fuentes presentes en la negociación, en la reunión sólo se avanzó en una metodología para evaluar la condición de los acreedores que reclaman por el pago de títulos argentinos en default.

La Corte de Apelaciones le había ordenado al juez Thomas Griesa que divida a los tenedoresde títulos legítimos que se vieron afectados por la cesación de pago de la Argentina de aquellos que obtuvieron los papeles con fines especulativos.

Este fue el “único tema” de debate durante el encuentro, “que se prolongó por unos 90 minutos” en la sede del juzgado que ocupa el magistrado en el 245 de Park Avenue, en la ciudad de Nueva York, añadieron las fuentes.

La audiencia se llevó a cabo luego de que la Cámara de Apelaciones obligara a Griesa a revocar el fallo por el cual extendió a todos los “me too” su fallo a favor de los fondos NML y Aurelius por 1.330 millones de dólares.

Según trascendió, Griesa citó a un nuevo encuentro el martes 1 de diciembre para avanzar sobre el mecanismo de calificación, que podría reducir la nueva deuda de 5 mil millones de dólares generada por la extensión a los “me too” de la sentencia original.

Fuente: Infobae