El Directorio de la AFTIC resolvió hoy por unanimidad no autorizar la compra del 68% de la firma Sofora Telecomunicaciones, controlante indirecto de Telecom Argentina y Telecom Personal, por parte de Fintech, el grupo que comanda David Martínez. “La decisión adoptada por el Directorio se basó en el incumplimiento por parte de Fintech de los requisitos establecidos en los Decretos 62/90 y 764/2000”, sostuvo el organismo en un comunicado. En ese sentido, el Directorio estimó que no se encuentra en condiciones de operar y tomar el control de los servicios e infraestructura de Telecom.

“Fintech no ha demostrado experiencia e idoneidad. A su vez, quedó constatado que la empresa Fintech Telecom LLC fue constituida en el Estado de Delaware el 18 de octubre de 2013, menos de un mes antes de que el Grupo Telecom Italia haya aceptado la oferta para comenzar la operación en cuestión”, detalló AFTIC.

Otro de los aspectos que se tuvieron en cuenta, según el comunicado oficial, fue la composición social de Sofora Telecomunicaciones. “En ese sentido, de haberse autorizado la operación, el control de la licenciataria Telecom Argentina quedaría en manos de sociedades meramente inversoras. El otro socio de Telecom es el grupo Werthein.

Por estos motivos, el Directorio estimó que Fintech no se encuentra en condiciones de operar y tomar el control de los servicios e infraestructura de Telecom. “Por ende, y en función de las atribuciones conferidas a esta Autoridad de Aplicación por el marco regulatorio vigente, se resolvió denegar la autorización solicitada”. La decisión será formalizada y publicada a la brevedad en el Boletín Oficial.

La compra de Telecom por parte de Fintech se cerró en 2013. Como tras un año de la operación el Gobierno seguía sin aprobarla, Telecom Italia convino con Fintech modificar los plazos de la venta del control de Telecom Argentina. Como una forma de garantizarse la transacción, los italianos acordaron traspasarle a Fintech un 17% de Sofora y dejar pendiente el restante 51%. Fintech pagó alrededor de US$ 200 millones para recibir ese 17%, monto que se sumó a los más de US$ 100 millones que Fintech ya había desembolsado cuando firmó el compromiso de compra en 2013.

Fuente: IEco