“Las necesidades de crédito para este año representan unos u$s 36.742 millones”, explicó el Secretario de Política Macroeconómica, Pedro Lacoste, acompañado por el secretario de Finanzas, Luis Caputo en rueda de prensa que brindaron en el Palacio de Hacienda para presentar el Programa Financiero.

En la presentación el secretario de Finanzas dio los últimos números de las negociaciones con los holdouts. Al 27 de abril el total de reclamos fue de u$s 19.033 millones, se alcanzaron acuerdos u$s 10.579 millones con una quita del 44%, según se informó.

En tanto, el déficit fiscal del primer trimestre de este año fue de 0,8% en tanto el anual será de 4,8% menos que el 5,4% registrado el 2015.

El Gobierno tiene previsto financiar el bache fiscal de diversas maneras: a través de organismos internacionales; el Fondo de Garantía Sustentable, los u$s 7.000 millones resultado de los fondos adicionales recaudados cuando la emisión para el pago de los holdouts y unos u$s 5.000 millones que se refinanciarán en el mercado, explicó Caputo.

De todas maneras se necesitará fondos adicionales “unos 3.000 millones de dólares netos para cubrir sus necesidades financieras”.

Al respecto, el equipo económico decidió que emitirá una letra en dólares, “a una plazo de 6 y 12 meses, que rendirá, a valores de hoy, una tasa en torno al 4% anual”. La iniciativa esta muy avanzada ya que este jueves el equipo económico mantendrá una reunión con las principales entidades financieras como asimismo están coordinando las cuestiones técnicas con el Banco Central.

La emisión de esta Letra en dólares es para captar los “dólares del colchón”. Al respecto Lacostecomento que “un solo banco capto unos 1.000 millones de dólares pagando una tasa de 3%” y si no captó más es por las regulaciones” existentes en el mercado financiero.

La apuesta de estas Letras tiene dos propósitos: un voto de confianza (son dólares que hoy están en cajas de ahorro) y conseguir financiamiento en dólares a una tasa barata. El gobierno se muestra confiado que es “muy probable” la meta de obtener unos 3.000 millones de dólares este año.

Uno de los puntos que Lacoste quiso ser muy enfático fue en garantizar que: “Ni se nos pasa por la cabeza pedir financiamiento al FMI”.

De acuerdo al Programa Financiero los años “más difíciles” en materia de obligaciones son 2016 y el año próximo. Este año incluidos los pagos a los holdouts, los vencimientos alcanzan los 15.000 millones de dólares en tanto que el año próximo son 11.000 millones.

Sin embargo, como definió Lacoste el programa financiero cuenta con sustentabilidad, social, política, económica”.

La razón fue que se logró una “colocar US$ 16.500 millones a tasas históricamente bajas; se pago a los holdouts; se despejó de esta manera el camino para el acceso al financiamiento a las provincias y Privados y permite llevar a cabo un gradualismo fiscal.

Si bien las ofertas de fondos para Argentina fue superior a lo buscado solo se tomaron 16,500 millones de dólares con una oferta que superó los 67.000 a una tasa del 7,14%, Caputo explicó la decisión de no tomar más fondos es porque se priorizó “dejar lugar a las provincias y a los privados”. Es más suponen que la tasa podrá ser inferior habida cuenta del interés que hay por prestarle a la Argentina.

La primera prueba para ver si los inversores están dispuestos a prestarle a logrará fondos a una tasa inferior al 7% la llevarán a cabo en los próximos días las provincias de Neuquén, Mendoza y Córdoba y más adelante la Capital Federal.

En principio las autoridades económicas no pondrán restricciones al financiamiento de las provincias aunque admiten que “trabajan coordinadamente”.

Respecto a las críticas de la oposición en el sentido de temer que comience una ola de “endeudamiento”, Lacoste sostuvo que “algunos creen que tomar deuda es algo malo lo importante es para qué nos endeudamos”. Por su parte, Caputo criticó que en la década del 90 “hubo un hiper-endeudamiento y en los 2.000 un híper-emisión”.

Uno de los aspectos que remarcaron es que “estamos observando interés de en sectores productivos”. Tal como anticipó en su momento el ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, Argentina saldrá a captar inversiones, particularmente para obras de infraestructura. Con este propósito se están armando dos road shows que se llevaron a cabo en Asia y el otro en Estados Unidos.

Fuente Ambito