Washington (enviado especial).- El G-20 celebró ayer el fin de la larga saga de reestructuración de la deuda argentina. En un comunicado, aseguró: “Damos la bienvenida a los progresos de la Argentina de poner fin al litigio de una década y volver a los mercados“. Fue en el marco de la reunión de ministros de Economía de los países que integran el organismo.

Así, el grupo de los países más poderosos se suma al FMI que, días atrás, había afirmado que el retorno del país a los mercados significará un alivio para el Banco Central. “El acceso de la Argentina a los mercados de capitales después de acordar con los holdouts debería reducir significativamente la necesidad de aumentar las reservas para financiar requerimientos en moneda extranjera”, había señalado en el Reporte Global de Estabilidad Financiera.

La reunión del G20 podría tener un condimento picante: se prevé que se discuta qué pueden hacer los países para nacer más transparentes a las empresas offshore. Como consecuencia de los Panamá Papers, buscarían mecanismos para que se conozcan los dueños de esas empresas.

Fuente IEco