Las economías emergentes, donde se ubican varios países de América Latina, han entrado en una especie de “Montaña Rusa del Precio de las Materias Primas”, con un desplome de preciosque perjudica a los productores, que tuvieron en esos bienes un importante motor para su economía durante los últimos años.

Según el informe “Monitor Fiscal”, presentado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en Lima, donde realiza su reunión anual esta semana, las naciones productoras requieren de unaestrategia integral para resolver sus dificultades de crecimiento.

Como parte de esa estrategia, recomendó a las naciones emergentes mantener normas fiscales y políticas tributarias sólidas, que aumenten las probabilidades de una mayor inversión pública.Y también pidió que tengan sólidas instituciones de gobierno “para asegurar que los países puedan aprovechar su riqueza natural, con miras a lograr un mayor crecimiento a largo plazo”.

Las economías emergentes se han visto arrastradas por la desaceleración de China, el principal comprador mundial de materias primas y que, para reactivar su crecimiento, ha cambiado su estrategia económica, dejando de privilegiar la manufactura e inversión -lo que golpea la demanda de “commodities”- pasando a estimular el consumo interno y los servicios.

“Lo que pase en China le afectará a todo el planeta”, ha dicho el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, y los emergentes “van a estar en problemas”.

China, segunda economía a nivel mundial, crecerá 6,8% en 2015 y 6,3% en 2016, porcentajes que, aunque altos, marcarían su peor desempeño en 25 años.

Fuente: Infobae