El presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, consideró hoy “excelentes” los anuncios realizados ayer por el ministro Alfonso Prat Gay, estimó que la cotización del dólar “no debería pasar de 14,2 pesos” y sostuvo que “no estamos hablando de una liberalización de las importaciones como conocimos en los años 90 o en otras épocas”.

En declaraciones radiales, Gabbi señaló que “hace muchos años que se esperaba la normalización de la economía, para que la Argentina sea un país elegible en el mundo para invertir”.

“Este gobierno no tiene culpa de tener que devaluar. Todos sabíamos que el dólar a 9,7 pesos no tenía el verdadero valor, sino que todos hablábamos a un precio muy superior”, afirmó Gabbi.

Agregó que “en el 99% de los países se puede comprar y vender la moneda que quiera, mientras sólo en Venezuela y algún país africano, como Botswana, Ghana o Zimbabwe el dólar lo determina un jerarca de turno”.

Para el titular de la Bolsa, “no esta bien decir que se devalúa, ya que el dólar vale casi 15 pesos y hace varios meses tocó los 16; esto es volver a la realidad, sabíamos que valía eso”.

Sobre la evolución bursátil, Gabbi recordó que en 2014 y este año la suba de las acciones se ubicó entre las cinco mayores del mundo y vaticinó que “en el cortísimo plazo los valores de la Bolsa van a estar en alza”.

“La bolsa es expectativa y todos sabíamos que faltaba poco tiempo para que terminara el kirchnerismo y el que viniese iba a ser un gobierno más cercano al mundo, que atraería inversiones internacionales y eso produce el efecto demanda”, consideró.

En cuanto al impacto social, Gabbi dijo que el asalariado, la persona de menores recursos es la que más ha sufrido esta falta de realidad de la economía, ya que con dos dígitos de inflación desde hace varios años eran los más perjudicados”.

Para el titular de la Bolsa “no hay que preocuparse”, e incluso “no me llamaría la atención que pasados unos días el dólar tienda a bajar”.

Por último, Gabbi aseguró que “va a haber un control estricto de qué se puede importar y qué no: dijeron que saben cómo poner límites, así que no estamos en las puertas de una situación como la de los años 90”.

Fuente Ambito