Así, la autoridad monetaria dispondrá de una posición de mayor liquidez para ejercer su política de flotación administrada en el mercado cambiario.

De todas formas, vale aclarar que con esta conversión – es la primera que se efectúa entre ambos bancos – no se incrementarán las reservas porque los yuanes ya formaban parte de los activos del BCRA, explicaron a ámbito.com fuentes del Central.

La autoridad monetaria destacó que esta operación, que ya había sido anticipada, se realizó en el marco del Acuerdo Bilateral de Pase de Monedas celebrado entre el Banco Central de la República Popular de China y el Banco Central de la República Argentina (BCRA) el 18 de julio de 2014, y el Acuerdo Suplementario firmado el 16 de diciembre último.

A partir de esos Acuerdos, “se han definido entre ambos bancos centrales cinco operaciones de swap para convertir a dólares estadounidenses un total de 20 mil millones de yuanes que estaban depositados en una cuenta a nombre del BCRA”, puntualizó el organismo, en un comunicado.

Además, indicó que la fecha de liquidación de estas cinco operaciones de swap estaba prevista para este martes, y en consecuencia, “se ha confirmado el ingreso de un total de 3.086 millones de dólares en una cuenta en esa moneda a nombre del BCRA”.

“Esta nueva alternativa afianza la relación entre ambas instituciones, mejorando el esquema que estaba en funcionamiento y representando un respaldo adicional a la política financiera, cambiaria y monetaria del BCRA“, destacó la autoridad monetaria.

La decisión se enmarca en los anuncios que realizó la semana pasada el ministro de Hacienda y Finanzas,Alfonso de Prat Gay, que pusieron fin a las restricciones cambiarias vigentes desde 2011.

En particular, la operatoria anunciada este martes fue negociada por el presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, y su par del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan.

En noviembre de 2011, la Argentina fortaleció sus reservas con 506 millones de dólares aportados por China, al ser activado un acuerdo de canje de monedas con ese país, cuyo monto global llegó a 11 mil millones de dólares.

Fuente Ambito