Pisó ayer el freno el Banco Central en su estrategia de ir encauzando las tasas de interés hacia la baja al mantener sin cambios el rendimiento de la Letra en pesos a 35 días (plazo más corto) en el 31% anual. Toda una señal para el mercado. Ayer en la licitación de Lebac y Nobac el BCRA absorbió sólo $ 2.548 millones. Sí mantuvo la reducción de las tasas para los plazos mayores.

“Las acciones contractivas de las semanas previas fueron reduciendo parte del exceso de liquidez existente, pero el BCRA procura mantener una evolución de los agregados monetarios que sea compatible con una inflación más baja que la actual”, explicó el ente monetario.

Vale señalar que hoy en la licitación del Bonar 2020 el Palacio de Hacienda colaborará con la absorción de pesos excedentes del mercado financiero.

Según los datos oficiales en el segmento en pesos, las propuestas alcanzaron un nivel de $ 25.036 millones, adjudicándose $ 24.053 millones, lo que implica la renovación total del vencimiento que era de $ 20.403 millones y una suba en el stock en circulación por $ 3.650 millones, generando una contracción de la base monetaria de $ 2.548 millones.

Las tasas de corte se ubicaron en 31%, 30%, 29,5%, 29%, 28,49%, 28,5% y 28,48% para los plazos de 35, 63, 98, 119, 147, 203 y 252 días, respectivamente (las tasas de corte de la semana pasada fueron de: 31%, 30,4%, 30%, 29%, 28,75%, 28,75% y 28,5%)

En lo que respecta a las Lebacs en dólares, se recibieron ofertas por u$s 1.317 millones, adjudicándose u$s 861 millones en el segmento I (35 y 91 días de plazo). El segmento E (154 y 336 días de plazo) fue declarado desierto debido a que el Central decidió no convalidar las tasas ofrecidas. Las tasas de corte en el segmento I se ubicaron en un 2,5% para el plazo de 35 días y el 2,5% para el plazo de 91 días.

En el mercado se evidenció cierto malestar, sobre todo entre los bancos, que no pudieron acceder a los datos de las ofertas por entidad, que publica sistemáticamente el MAE a través del SIOPEL.

Sin contar con la licitación de ayer, entre el 10 de diciembre y la semana pasada el stock de Lebac creció en más de $ 130.300 millones (lo que tiene un costo anual promedio de $40.000 millones). La duración promedio de la cartera se había elevado a 84 días.

Quizás la señal de ayer, de mantener la tasa corta, marca cierta prudencia frente a la reversión del ciclo monetario que se avecina a fin de mes cuando retornen los pesos emitidos al sistema.

Fuente Ambito