El informe trimestral del Banco Mundial rebajó también su previsión para el promedio de los precios del barril de crudo a USD 52, en comparación con una proyección de USD 57 tres meses atrás y la redujo a USD 51 para el año próximo.

El análisis del brazo financiero del Fondo Monetario Internacional indicó que la principal razón en la rebaja de estas previsiones es el retorno de Irán a los mercados de petróleo luego de la implementación de un acuerdo sobre política nuclear con países occidentales.

Sin embargo, el escenario general para las materias primas se mantiene pálido a causa de una economía global que se mantiene en desaceleración.

“Los principales índices de precios de las materias primas deberán declinar en 2015, fundamentalmente a causa de una enorme oferta y, en el caso de las de origen industrial, se agrega el efecto de la desaceleración de la demanda en China y de los mercados emergentes”, señaló el BM en su informe.

Los alimentos podrían recuperar un décimo de la caída de precios

Por el contrario, el trabajo considera que “las materias primas no ligadas al sector de energía podrían tener un leve aumento en 2016, pero solamente después de una sensible caída este año. Los precios de los alimentos, que han caído 15,2% este año, podrían aumentar apenas 1,5% en 2016”.

Pero la variable fundamental para el sector de alimentos será el retorno de El Niño, un fenómeno climático cíclico que causa significativos cambios en el régimen de temperatura y de lluvias en varias regiones. “Recientes estudios sugieren que el actual episodio de El Niño podría ser uno de los más fuertes registrados hasta ahora”, alerta el informe.

No obstante, respecto de su impacto sobre el promedio de precios internacionales podría ser más local que global, porque los mercados a nivel mundial están bien abastecidos”, con reservas acumuladas en exceso frente al actual nivel de consumo.

Fuente: Infobae