Los funcionarios del Gobierno Nacional intentan por todos los medios comunicar a la sociedad argentina que mantengan en su poder los pesos. ¿Con que argumento? Porque les conviene y que es lo que hoy necesita el país para poder consolidar su crecimiento.

Pero pasan los días y lo único que vemos es un incremento de la desconfianza. El Gobierno viene acumulando muchos errores en su gestión que, en la medida que no reaccione, nos empujarán a una profundización de la crisis actual.

“En pesos se pueden hacer muchas cosas por ejemplo: comprar bienes. Invertir en bienes dolarizados (terrenos, departamentos, cocheras, construcción) pero pagando en pesos”, remarcó Mariano Otálora.

“Los pesos no sirven para invertir. Sirven para endeudarse. En momentos en donde las presiones inflacionarias y cambiarias son tan fuertes, lo ideal es aprovechar el financiamiento en pesos. Recuerden siempre, endeudarse en la moneda que se desvaloriza”.

A la hora de tomar una decisión es importarte aclarar que, en principio, nadie debería invertir en pesos en estas circunstancias. Aclarado esto, Mariano Otálora indica:

En los casos de familias que necesiten generar una renta en pesos mensual, están obligadas en caer en la renta fija en pesos porque las tasas que ofrecen los escasos productos en dólares son muy bajas. Acá no tenemos que caer en la trampa: para invertir en pesos, hay que hacerlo con inteligencia. Buscar un mix, no enamorarse de las tasas ni de la renta.

¿Está claro? Salvo necesidad de obtener una renta, no invertiría en renta en pesos a mediano y largo plazo.

¿Pero en nada? Bueno, la única opción que elegiría sería la opción dólar linked (pero prefiero la cobertura con futuros) y en caso de producirse un salto en el tipo de cambio oficial, luego me posicionaría una parte de la cartera en indexados a la inflación.

La carrera dólar, tasa de interés e inflación, por ahora la viene ganando el dólar. En el algún momento las variables inflación y dólar jugarán un partido aparte, pero por ahora no es el momento.

Hay dos caminos, pareciera que la devaluación es inminente, pero no sabemos cómo ni cuándo. Mientras más se amplié la brecha, más inminente será la devaluación.

¿Y qué hacemos con los pesos?

Para quienes no tengan la necesidad de la renta y tengan pesos, lo aconsejable es que vayan dolarizando su cartera.

A través del mundo de las criptomonedas y los stablecoins, por ejemplo, en donde los pesos los podemos pasar a dólares con un par de clicks, sin cepo; eso sí, pagando el valor del dólar en el mercado que es el Contado con liquidación.

Hay otras opciones, como los Cedears, que me encantan como opción, pero conllevan algunos riesgos de tipo de cambio y de la volatilidad propia de las cotizaciones de las acciones.

Mirá el informe en el programa y la recomendación de inversión de Martín Redrado: