Con esta situación, la continuidad del negocio de las agencias dependerá de cómo estén estructurados. “En nuestro caso trabajamos con turismo a destinos exóticos. El ticket en ese rubro es alto, por tanto no nos afectó tanto. O sea que aunque viaje menos gente, la suba del ticket, compensa las utilidades. Pero hay una retracción importante en la demanda. También tendrá que ver con la estructura de las firmas, si tienen o no muchos empleados”.

“Creemos que habrá una forma diferente de consumo en el rubro. Quien iba al Caribe, irá a Brasil. Y quien iba a Brasil, irá a la Costa. También consideramos que muchos consumidores del viajes al exterior se reacomodarán y seguirán viajando. Quizá con menos frecuencia pero seguirán”.

¿Cómo invertir en franquicias de turismo?