Además, el banco dijo el jueves que había registrado más gastos por costes legales e investigaciones en supuestas malas prácticas.

Antes de su presentación de resultados, el banco dijo el miércoles por la tarde que cancelaría el reparto de dividendos este año y el que viene.

El beneficio neto se redujo en 5.800 millones de euros, ya que el banco tenía que reevaluar el valor de su banca de inversión y su minorista Postbank, que tiene previsto vender. Los inversionistas esperaban esos gastos porque se anunciaron el 7 de octubre.

El nuevo director general, John Cryan, está reorganizando el banco para hacerlo menos complejo y más rentable.

Fuente. AP