El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, advirtió esta mañana a empresarios que “no es momento del sálvense quien pueda”. Ante un auditorio colmado de ejecutivos que asistieron al encuentro anual de Amcham, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, el titular del Palacio de Hacienda se refirió a los tres desafíos que enfrentará el Gobierno en la segunda mitad del año: el déficit en la balanza comercial, el déficit fiscal y la inflación. Pidió a los hombres y mujeres de negocios “confianza” y “mirada a largo plazo“.

“Les pido a los empresarios locales y extranjeros que confíen”, dijo Prat Gay. “Seamos pacientes en los reclamos y en la necesidad de cubrir incertidumbres a los que están siendo sometidos en un trimestre”, agregó. El ministro repasó el punto de partida de la gestión de Mauricio Macri, resaltando las adversidades de la herencia K. El ex titular del Central invitó a los hombres y mujeres de negocios  a “cambiar la mente” y “poner el foco en el largo plazo”.

Part Gay fue el primer orador de las jornadas que se iniciaron esta mañana en La Rural y en el que participarán otros miembros del gabinete, como Guillermo Dietrich, Juan José Aranguren y Francisco Cabrera. En ese marco, el economista reconoció que aún no logró la confianza del empresariado. “Nos hace falta que los emprendedores crean que todo esto que pretendemos lograr, es posible”, sostuvo, a diferencia de lo que según dijo Prat Gay les sucede con los individuos en la calle. “Me para gente en la calle, gente afectada a veces por las medidas que tomamos. Y me dicen ‘no aflojen, sigan para adelante, sabemos que este es el camino, estamos con ustedes'”, afirmó.

El titular del Palacio de Hacienda dijo que hay 12 puntos de PBI potencial para Argentina que se lograrían mejorar “sin esfuerzos”, sólo con reordenar la economía y realizar obras de infraestructura. Pero reconoció que “en la primera mitad del año no esperamos resultados extraordinarios”. Luego, repitió la misma afirmación del presidente Maric: “En la segunda parte del año va a aparecer el crecimiento, va a bajar la inflación”.  “Terminaremos el año con una economía ordenada, con confianza y posibilidad de incorporar proyectos de inversión y mirar a largo plazo”, aseveró el ministro.

“Heredamos un bajo nivel de reservas, atraso cambiario, y nos dejaron un regalito, el de los contratos a futuros”, dijo el titular de la cartera de Hacienda, en relación a la abultada cantidad de títulos a futuro que adquirió en el mercado cambiario el Banco Central, durante la gestión de Alejandro Vanoli. “Ademas de una enorme cantidad de anécdotas obscenas, nos dejaron poco empleo de calidad y mucha pobreza”, sostuvo. El ministro pidió al público presente -conformado por empresarios y ejecutivos de compañías argentinas y multinacionales- “paciencia” porque “estamos en una etapa de transición, no podemos en tres meses dar vuelta horrores políticos y económicos de mas de una década“.

Prat Gay destacó, a su vez, los logros de los primeros 100 días de gestión y resaltó el levantamiento del cepo y el debate parlamentario de la ley que permitirá el pago a los fondos buitres. Al referirse a la importancia de solucionar la puja con los holdouts para destrabar el ingreso de inversiones extranjeras, el ministro pidió un aplauso para su secretario de Finanzas, Luis “Toto” Caputo.

En relación a los desafíos para el segundo semestre y para los próximos años, el titular de Hacienda dijo que “hay tres variables que mirar, la balanza comercial, el déficit fiscal y la  inflación, un combo que hay que resolver”. “Vimos un rebote en enero y febrero de la balanza comercial, las importaciones crecieron mas que en los últimos dos años, no fue magia, fue dejar de creer en los papelitos de colores”, dijo Prat Gay, ironizando sobre el eslogan que utilizan los kirchneristas.

Luego se refirió a quienes critican su plan económico. “Hemos elegido el camino del gradualismo porque es el único posible, somos conscientes de las restricciones sociales políticas y económicas que debemos enfrentar”, sostuvo y mencionó los papers críticos que circulan sobre la evaluación de la gestión del primer trimestre: “Sería más viable la discusión del gradualismo si tuviéramos mayoría en ambas cámaras”.

Según el ministro de Hacienda, un  30 por ciento de los argentinos hoy no tiene “lo suficiente como para llegar dignamente a fin de mes“. La pobreza cero, dijo, es el objetivo. “No vamos a llegar en el primer mandato, pero vamos a ir avanzando en ese eje”, destacó, dejando abierta, de manera un tanto apresurada, la posibilidad a una reelección de Macri, algo de lo que también habló ayer Carlos Melconian (titular del Banco Nación), en un almuerzo en el Consejo de Profesionales de Ciencias Económicas.

Fuente IEco