Wall Street opera con pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba un 0,8% después de conocerse que la economía estadounidense creó en septiembre muchos menos empleos de lo previsto.

Además, el selectivo S&P500 retrocedía también un 0,8% y el índice compuesto del mercado Nasdaq restaba 0,5%.

Desde los primeros compases de la jornada los operadores en el parqué neoyorquino se decantaban por las ventas después de publicarse un informe de empleo peor de lo que esperaban los analistas.

El índice de desempleo se mantuvo en el 5,1% en septiembre, un mes en el que se crearon 142.000 nuevos puestos de trabajo, muy por debajo de los cerca de 200.000 que habían previsto los analistas, según el Gobierno.

En su informe, el Departamento de Trabajo de EE.UU. revisó también a la baja la cifra de empleos creados en agosto, desde los 173.000 calculados inicialmente a 136.000, y la de julio, desde los 245.000 a 223.000.

La debilidad de la creación de empleo en septiembre y los 59.000 empleos menos de lo estimado creados en los dos meses anteriores complica la decisión que debe tomar la Reserva Federal (Fed) sobre la esperada subida de los tipos de interés.

En sus últimas intervenciones, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, aseguró que esa subida tendría lugar antes de que concluya el año, pese a la volatilidad económica global y a que la inflación en el país sigue demasiado baja.

Por su parte, las bolsas europeas recortan las ganancias iniciales luego de conocerse que el dato de empleo de las nóminas no agricolas en los Estados Unidos fueron menos a lo esperado, al tiempo que los inversores esperan datos que confirmen la presunción de que la Fed subirá las tasas en el corto plazo.

Los empleadores estadounidenses probablemente añadieron empleos a un ritmo más acelerado en septiembre, una señal de que el mercado laboral está cerca de un fortalecimiento pleno, lo que podría impulsar a la Reserva Federal a subir las tasas de interés en uno de sus dos encuentros restantes del año.

“Se está prestando mucha atención hoy a los datos de empleo de Estados Unidos. Sin embargo, en el fondo todavía estamos en mínimos del año, y los vendedores están esperando a superar el día de hoy sin materializar ventas por el temor a que ocurra algo positivo”, dijo Jonathan Sudaria, de London Capital Group Dealer.

Tokio

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró estable el viernes en un débil volumen de negocios, luego de que los inversores se mostraron reacios a tomar posiciones grandes antes del dato de empleo en Estados Unidos.

El Nikkei subió un 0,02 por ciento, a 17.725,13 puntos. En la semana, el referencial cayó un 0,9 por ciento, retrocediendo por tercera semana consecutiva.

Fuente: Ambito