“Los funcionarios que estaban huyeron. Recibimos un Indec “desmantelado y destruido” dijo Jorge Todesca, el flamante director del organismo, desembarcó hace menos de una semana en el edificio del instituto de estadísticas, sobre la diagonal Roca, y aún no da crédito de la herencia recibida de casi nueve años de intervención y falseamiento de los datos.

En una conferencia de prensa en la que participó Infobae, Todesca dejó en claro que los problemas en el Indec van más allá de la publicación de los datos de inflación, crecimiento, empleo, pobreza y comercio exterior. El deterioro en la cadena de mandos es tal que existen áreas técnicas incompletas y desarticuladas por cambio de funcionarios elegidos a dedo. “Desde 1994 no hay concursos públicos, el personal es nombrado por decisiones arbitrarias sin meritocracia”, agregó.

Todesca estaba acompañado por Graciela Bevacqua, directora técnica del Indec, y Daniel Nieto, quien tiene a su cargo la organización administrativa del Indec. En tan sólo 48 horas, los números que encontró Blanco dieron cuenta de la falta de control en el Indec. De 1.642 empleados totales, sólo 468 pertenecen a la planta permanente. Esto quiere decir que siete de cada 10 trabajadores se encuentran precarizados.

Hay 204 empleados en planta temporaria y 890 contratados en el marco de la “Resolución 48”, que si bien les otorga los beneficios de un trabajo en blanco, están obligados a renovar el contrato cada seis meses o un año, según cada caso. Y hay otros 80 empleados contratados a través de un convenio con la Universidad de la Matanza.

Nieto sigue de cerca estos números para saber quién trabaja y quién no dentro del organismo. Para regularizar esta situación, ya se encargó a la Auditoría General de la Nación (AGN) tres controles: uno contable, uno de procesos administrativos y Recursos Humanos y uno informático, clave para la carga de datos luego de que los encuestadores hagan los relevamiento.

Sin fecha para la inflación

Con el panorama actual, Todesca dejó en claro que no se cumplirá con la agenda de publicación del Indec, que prevé para esta semana la publicación del Índice de Precios Nacional y Urbano (IPCNu) para noviembre. “No estamos en condiciones de dar a conocer el índice”, resumió Bevacqua, quien se incorporó al organismo luego de ser una de las funcionarias más perseguidas por el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Los datos de comercio exterior son “más fáciles” de volver a poner en marcha, porque el relevamiento siempre se dio fuera del Indec. Los datos de las exportaciones y las importaciones los procesa la Aduana argentina, y luego llegaban al Indec, donde se presume recién se falseaban.

Dudas con la Encuesta Permanente de Hogares

En cambio, la encuesta permanente de hogares (EPH) se podrá dar a conocer en “tres o cuatro meses”, y recién en ese momento el organismo podrá calcular el nivel de pobreza, un indicador que hace dos años no se publica por decisión del ex ministro de Economía, Axel Kicillof. Más allá de la inflación, la pobreza y el comercio exterior, la tasa de empleo también está bajo la lupa de los nuevos funcionarios.

El director del Indec aseguró que en los próximos días anunciarán oficialmente cuándo tendrán datos de la inflación de noviembre, y saben que con el IPCNu no pueden dejar ningún casillero en blanco porque el mercado está atento. Los bonos CER –títulos largos en pesos que ajustan por inflación- experimentaron una fuerte suba en los últimos meses por una expectativa de regularización de las estadísticas.

El problema con el personal del Indec es una de las mayores preocupaciones. Bevacqua lo dejó en claro: “sin recursos humanos, no se puede hacer un IPC”. Y por ahora se manejan con dos hipótesis para el índice de inflación: la optimista y la pesimista.

En el mejor de los escenarios, la Encuesta de Gastos de los Hogares y el relevamiento que hacen los encuestadores están bien hechos, sólo que están mal volcados. El peor escenario es que encuentren “problemas graves” cuando se cargan las encuestas, y en se caso, se tienen que volver a hacer.

Fuente Infobae