La recesión en Brasil, la peor desde 1930, está afectando con fuerza a la generación de puestos de trabajo, y en el tercer trimestre, el número de desempleados se situó en el 8.9 por ciento, unos nueve millones de personas.

Esto supone un aumento del 33% respecto al mismo período del año pasado, y del 7.5% respecto al segundo trimestre, lo que indica que continúa la destrucción de empleo, sobre todo para los jóvenes, revelaron este martes datos del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El desempleo entre los jóvenes de entre 18 y 24 años se situó en el 19.7%, más del doble que la media, lo que señala que la recesión del 3.0% que debe sufrir Brasil este año afecta sobre todo a los que tratan de obtener su primer puesto de trabajo.

Brasil publicará la semana próxima sus datos oficiales de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el tercer trimestre, pero los analistas ya señalan que el gigante sudamericano debe terminar el año con una recesión cercana al 3.15%.

A la peor recesión que afecta al país desde 1930 se suma un repunte acelerado de la inflación en la mayor economía de América Latina, que debe situarse en el 10.3% este año y en el 6.6 para el próximo, índices notablemente superiores al 4.5% de objetivo oficial.

Fuente | Economia Hoy