El Informe Monetario de la entidad precisó que los créditos otorgados el mes pasado crecieron 3,1% (20 mil millones de pesos) respecto de agosto.

Entre los préstamos destinados a financiar actividades comerciales, los adelantos registraron en septiembre un aumento mensual de 1,1% y acumularon en el último año un alza de 19,6%.

Por su parte, las financiaciones instrumentadas mediante documentos tuvieron una suba en el mes de 4,2%, levemente inferior a la observada en el bimestre previo, y una variación interanual de 39%.

En cuanto a los documentos a sola firma -que incluyen la mayor parte de la Línea de Crédito para la Inversión Productiva- creció la participación de los nuevos préstamos otorgados a tasas de entre 17,25 y 18,2%. Estos créditos representaban en julio 3,1% del total de esa línea y en septiembre fueron el 16,5%.

El BCRA recordó, por otra parte, que el mes pasado el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas realizó su primera subasta en el marco del Programa de Competitividad de las Economías Regionales.

Esta línea apunta a aumentar la productividad de un conjunto de cadenas de valor localizadas en las provincias extra pampeanas (es decir, se excluyen empresas de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires).

Los préstamos se orientan esencialmente a pymes, se conceden en pesos y con tasas de interés fijas (que surgen de la licitación) y se destinan a financiar proyectos de inversión y capital de trabajo.

Las entidades financieras deben indicar en cada subasta el margen máximo a aplicar por sobre la tasa a abonar por los fondos, que es de 9% nominal anual para proyectos de inversión y de 13% para capital de trabajo.

En la primera subasta se adjudicaron créditos por 60 millones de pesos y el spread de corte fue de 4,3%, concluyó el Informe del Banco Central.