El banco suizo Credit Suisse Group AG dijo que sus ingresos netos en el segundo trimestre del año superaron el billón de francos suizos (cerca de 1,1 billones de dólares) tras registrar fuertes pérdidas en el mismo periodo del año anterior, cuando recibió una multa de Estados Unidos en un caso fiscal.

La entidad dijo el jueves que sus resultados del período entre abril y junio se produjeron en un determinado contexto político y económico, con la economía global y los precios del petróleo mostrando signos de estabilización y sólidos datos económicos en la eurozona.

El banco advirtió sin embargo que la incertidumbre financiera y política originada por las negociaciones de la deuda griega podrían seguir contribuyendo a la volatilidad de los mercados.

En los resultados del mismo periodo del año anterior, la entidad bancaria perdió 700 millones de francos suizos luego de que el banco con sede en Zúrich recibiese la mayor multa en la historia de un proceso fiscal penal en Estados Unidos por ayudar a evasores del país.