La compañía Coca-Cola financiará a la organización no gubernamental científica Global Energy Balance Network para promover un nuevo y polémico argumento entre los consumidores.

Según revela el diario The New York Times, Coca- Cola busca –en realidad- la complicidad de esos científicos influyentes para que lancen un mensaje “basado en la ciencia”:  el de que para mantener un peso saludable hay que hacer más ejercicio y preocuparse menos por la reducción de calorías.

Para ayudar a los científicos a correr la voz, Coca-Cola donó más de US$ 5 millones a esa ONG para que se difunda ese argumento.

Según Steven N. Blair, vicepresidente de la ONG, los medios de comunicación difunden la idea de que los estadounidenses están comiendo demasiado y culpan a la comida rápida y a las bebidas azucaradas de los grandes niveles de obesidad en la población, al mismo tiempo que asegura que “no hay realmente, en la práctica, ninguna evidencia convincente de que, de hecho, esa sea la causa”.

La polémica sale a la luz justo cuando Estados Unidos viene persiguiendo la idea de gravar con impuestos a las bebidas de alto contenido de azúcar y de sacarlas de las escuelas.

Fuente: Fortuna