El despacho que viene a ocupar Carlos Zarlenga en General Motors de Argentina es el mismo que hasta fines de diciembre ocupó Isela Costantini, la ejecutiva que en pocos años se metió a todos en el bolsillo como presidente del Coloquio de IDEA y como titular (luego reelecta) de la Asociación de Fabricantes de Automotores. Cuando Costantini se aprestaba a cortar cintas para comenzar a producir el nuevo Chevrolet Cruze en Rosario, Mauricio Macri le pidió que se haga cargo de las riendas de Aerolíneas Argentinas y Austral. De modo que Zarlenga desembarcó en el piso 15 de la sede de Vicente López, en medio de una transición hecha a las apuradas.
A los 42 años, Zarlenga peina unas cuantas canas y parece tomárselo con calma: con una profusa carrera en el exterior, basada en el sector financiero, es el primer argentino que encabeza General Motors de Argentina desde que la automotriz estadounidense regresó al país, en 1995. En esas dos décadas pasaron por la presidencia canadienses y brasileños (Costantini nació en San Pablo), pero nunca un ejecutivo local.
“No esperamos que a Brasil le vaya bien en 2016, de hecho nuestras proyecciones son de una caída del 20%. Pero para 2017 se va a recuperar y eso es clave, porque la producción de nuestro nuevo auto se va a exportar en un 80% a ese país”, dijo a Clarín. Zarlenga no dice la palabra Cruze, ya que el tema de la marca para ellos es un asunto delicado. Pero confirmó que la entrada en producción del nuevo auto, que les demandó una inversión de 740 millones de dólares será a mediados de mayo.
El nuevo Cruze argentino llegará a las concesionarias antes de fines de junio, para pelear el mismo segmento donde están el Toyota Corolla, los Peugeot 308 y 408, el Ford Focus, el Citroen C4 Lounge y el Renault Fluence.
-Subió el dólar, bajaron los impuestos e igual aumentaron los autos.
-El juego ahora cambió. Este será un año de mucha competencia, va a mandar la demanda y no la oferta como fue hasta ahora. Ganar en este terreno es fundamental. Queremos ser los líderes del mercado argentino. Ya lo fuimos en diciembre y queremos continuar.
-En los últimos 12 años la líder comercial fue Volkswagen, que llegó a captar 20% del mercado.
-No sé si llegaremos al 20%, pero sí queremos ser los líderes.
-¿Un Corsa Classic a más de 10.000 dólares no es una exageración?
-Pero si estás atento a nuestras promociones, habrás notado que algunos modelos mantuvieron sus precios a los mismos niveles de diciembre, lo cual nos ha representado un esfuerzo importante.
-Pero ese es un esfuerzo comercial puntual, no estructural.
-Se viene una competencia comercial muy agresiva, que va a terminar beneficiando al consumidor.
-¿Y este tipo de cambio les resulta beneficioso?¿O preferirían un dólar más alto?
-El tipo de cambio lo tomamos como un dato, a partir del cual ajustamos y seguimos operando.
La industria automotriz local está hasta fin de enero en tregua por las vacaciones, luego de un segundo semestre donde hubo suspensiones abiertas y también encubiertas, a través de turnos de producción más cortos.
En General Motors hoy el mercado interno es clave, ya que exportan sólo algunas unidades del Corsa Classic. La salida exportadora, con el nuevo modelo, comenzará recién en la segunda mitad del año.
-¿Le llegó el fin de ciclo al Chevrolet Agile?
-Las reformas que hicimos en la planta de Rosario permiten que todos los modelos sean producidos, tanto el Fenix como el Agile y el Classic.

Fuente IEco