La cervecera belgo-brasileña AB InBev -el mayor fabricante mundial de cerveza- anunció hoy en Bruselas la colocación de US$46.000 millones en obligaciones, en lo que podría terminar siendo la mayor emisión de bonos de la historia, según informó AFP.
Esta operación servirá para financiar parcialmente la compra de su rival británico SABMiller, anunciada en noviembre, una operación que insumirá entre US$110.000 y US$120.000 millones, y que se convertirá en la tercera mayor adquisición de la historia.
El propietario de las marcas Budweiser y Stella Artois -y también de la local Quilmes- recibió una demanda superior a la oferta, según los operadores de bolsa.“Había un interés enorme. Es un grupo de bienes de consumo de gran calidad y la operación suscita un gran interés”, declaró un operador, Donald Ellenberger, citado por la agencia Bloomberg.

Si la compañía logra colocar más bonos en otras divisas, la cervecera podría superar la mayor colocación de bonos de la historia, la del operador estadounidense de telecomunicaciones Verizon que hace dos años colocó US$49.000 millones.

Los rumores en bolsa señalaban que AB InBev esperaba levantar inicialmente US$25.000 millones. La operación llega en un contexto agitado para las bolsas por la caída de los precios del petróleo y las crecientes inquietudes sobre el crecimiento en China.

La compra de SABMiller por AB InBev fusionará dentro de un mismo grupo marcas tan conocidas como Beck’s, Budweiser, Stella Artois, Foster’s, Grolsch o Peroni.

Con esta operación, el grupo quiere entrar en los prometedores mercados de Africa y China, donde SABMiller ya produce, con una empresa conjunta china, Snow, la cerveza más vendida en el mundo en términos de volumen.

Fuente IEco