Jorge Brito, director del Banco Macro y amigo de Cristina Fernández de Kirchner hasta que cayó en desgracia por el conflicto con los fondos buitre, opinó sobre los desafíos económicos del próximo Gobierno. En una nota publicada hoy por la agencia Bloomberg, el banquero y presidente de la asociación de bancos argentinos (ADEBA) consideró más importante fijar una hoja de ruta que el cronograma concreto de su implementación. “Es irrelevante si levantan el cepo cambiario en uno o en 180 días”, dijo. Según Brito, lo importante no es el plazo sino que efectivamente “se levante”.

Junto con el ex presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, y al frente de ADEBA, Brito fue uno de los impulsores de un arreglo con los buitres que involucraba la compra, por parte de los bancos privados argentinos, de los bonos en conflicto. Cristina se enojó porque vio un afán de lucro en la operación, descartó la estrategia y retiró su simpatía al banquero.

El director del Macro, cuyas acciones cotizan en Buenos Aires y en Wall Street, también dijo a Bloomberg que Argentina podría recuperar en 2016 el “grado de inversión”, una certificación de estabilidad financiera que otorgan las principales agencias de calificación de riesgo crediticio.

“Si el Gobierno hace cuatro o cinco cosas bien, Argentina podría recuperar el grado de inversión en 9 meses”, dijo. Además de levantar el cepo, para Brito otra de esas cuatro o cinco cosas sería volver a publicar estadísticas oficiales confiables.

Fuente | Ambito