Ansiedad y no miedo. Según Mario Blejer, esa fue la palabra que dominó este año el Foro de Davos en Suiza. Una palabra que a él le permite ser moderadamente optimista. Aunque sea “magro”, sigue habiendo crecimiento mundial, dijo esta mañana en Buenos Aires durante la presentación de un fondo de inversión de Consultatio.

El ex presidente del Banco Central y ex funcionario del FMI, definió durante su exposición las variables de la economía mundial que afectan al crecimiento argentino: el retroceso de Brasil y la devaluación del real; la ralentización del crecimiento chino; el abaratamiento de los commodities; el crecimiento económico global; y la liquidez y tasas de interés internacionales.

Según Blejer, sólo la última variable es claramente favorable para Argentina, aunque para aprovecharla haya que solucionar antes el conflicto con los fondos buitre.

– ¿Los mercados globales están viendo que se avecina la crisis o están sobreactuando?- le preguntó Clarín.

– Hay un problema de ansiedad en los mercados porque la dirección no está del todo clara. El crecimiento es magro pero estable y los mercados reaccionan como hacen siempre cuando ven un cambio de dirección.

Fuente IEco