La confianza de los consumidores en Estados Unidos retrocedió nuevamente en noviembre para sorpresa de los analistas, según el índice publicado el martes por el instituto Conference Board. El índice se ubicó en 90.4 puntos, de las 99.1 unidades de octubre, cuando registró un ligero descenso respecto del mes anterior, lo que sugiere que los consumidores se preparan para el próximo año con cautela.

Lynn Franco, directora de indicadores de The Conference Board, expresó que la baja de noviembre se debía principalmente a una menos favorable percepción sobre el mercado de trabajo, en tanto que las opiniones sobre las condiciones para hacer negocios fueron mixtas.

“Pocos consumidores dijeron que las condiciones han mejorado, aunque al mismo tiempo disminuyó la proporción de los encuestados que opinaron que las condiciones se han deteriorado”, precisó Franco.

La economista destacó que rumbo a 2016 los consumidores parecen cautos respecto del mercado laboral, además de que esperan escasos cambios en las condiciones para hacer negocios.

PIB fuerte

A primeras horas de la mañana se conocía la revisión del PIB del tercer trimestre del año. La economía del país vecino creció a un ritmo más robusto en el tercer trimestre de lo que se había estimado inicialmente, pero una fuerte acumulación de inventarios por parte de las empresas podría atenuar las expectativas de una aceleración de la expansión en los últimos tres meses del año.

El Departamento de Comercio dijo el martes que el producto interno bruto (PIB) creció a un ritmo anual de 2.1 por ciento, en lugar del 1.5 por ciento que había reportado el mes pasado. Agregó que los esfuerzos de las empresas para reducir un exceso de inventarios no había sido tan agresivo como se pensaba anteriormente.

De todos modos, el ritmo del crecimiento económico, que también fue impulsado por revisiones al alza al gasto de las empresas en equipos, sugiere cierta resistencia que podría dar más confianza a la Reserva Federal en su iniciativa para elevar las tasas de interés el mes próximo.

Fuente | Economia Hoy