Audi rebajó su pronóstico anual de ventas mundiales debido a los mercados volátiles en China y la contracción en América Latina y Rusia.

El segundo mayor fabricante de autos de lujo del mundo redujo la cifra de crecimiento de las ventas, tras haber dicho que lograría comerciar una cantidad “significativamente mayor”.

Su empresa madre Volkswagen también rebajó su meta de ventas mundiales.

El crecimiento de las ventas podría ser de “alrededor de 3 o 4 por ciento”, el jefe de ventas de Audi, Luca de Meo.

La explicación se encuentra en la desaceleración de la demanda en China, la mayor región de ventas de Audi, y se suman los problemas que creó la contracción de los mercados en América Latina y Rusia.

Este mes, Audi abandonó la meta de vender 600.000 autos en 2015 en China. La empresa había entregado 578.932 vehículos en el país el año pasado.

La automotriz Renault tambien habia reducido su perspectiva de cremiento por la contracción en los mercados emergentes y los problemas económicos en China, Rusia, Brasil y Argentina.

Fuente: IEco