Tras una primera mitad del año con fuerte crecimiento, se espera que la construcción se desacelere en el cuarto trimestre por el menor empuje de la obra pública y la moderación en las expectativas de un rápido levantamiento del cepo cambiario, aseguraron las consultoras Ecolatina y Key Market.

Según el informe, la construcción mostró en los primeros siete meses del año un avance del 6,1% internual y se estima que terminará el año con una expansión del 4,5%.

Ecolatina y Key Market destacaron también el incipiente cambio de tendencia en el mercado inmobiliario, que venía en caída desde la implementación del cepo cambiario en noviembre de 2011.

En este sentido, sostienen que las escrituras en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires vienen creciendo 9% este año, impulsadas en gran parte “por el aumento de los salarios en dólares”. “Esto hizo que el ratio entre el precio del m2 y el salario en dólares haya bajado 22% desde marzo de 2014, ubicándose en valores similares a los pre-devaluación”, aseguraron.

Pese al crecimiento de la primera parte del año, el informe estima una desaceleración en el cierre de 2015 por un menor empuje de la obra pública, restringida por la necesidad de moderar el gasto ante el creciente deterioro fiscal, y las presiones en el mercado cambiario.

A esto se debe sumar que, en los últimos meses, “el optimismo en torno a cambios profundos en la política económica -especialmente en materia cambiaria- se ha moderado. Eso se ve reflejado, por ejemplo, en la confianza del consumidor, que muestra cinco meses de relativo estancamiento”.

Pese al crecimiento previsto para este año, la construcción “cerrará 2015 apenas 2,7% por encima del nivel de 2011”. Según el informe, en estos cuatro años las principales restricciones al crecimiento sostenido del sector fueron “la escasez de dólares y la retracción de la Inversión Extranjera Directa (IED), condiciones que se mantendrán el resto del año”.

Fuente: IEco