Las la sucesión de balances en rojo, Mastellone Hnos., la empresa láctea número uno del país y la dueña de la marca La Serenísima, aceleró su proceso de búsqueda de un nuevo socio, y el grupo Arcor se perfila como el principal candidato.

En cambio, en Arcor se limitaron a negar que hayan cerrado un acuerdo de este tipo.

Arcor no es la única empresa detrás de Mastellone Hnos. En los últimos meses, empresas de Canadá y México también se mostraron interesadas en buscar algún tipo de asociación con la firma argentina.

Tras la muerte de su histórico presidente, Pascual Mastellone, ocurrida hace poco más de un año, la empresa láctea enfrenta una fuerte crisis que se extiende al resto de la industria. En los primeros nueve meses del año, Mastellone Hnos. perdió $ 237 millones, que se suman al rojo superior a los $ 500 millones que había registrado en 2014.

Mastellone Hnos. hoy es la empresa líder del sector lácteo con una capacidad de procesamiento de 6,5 millones de litros de leche por día y más de 4500 empleados. La compañía cuenta con tres grandes complejos productivos: General Rodríguez, Trenque Lauquen y San Luis. Su negocio también incluye una muy desarrollada red logística, con una flota de 1650 camiones que abastecen en forma prácticamente diaria a más de 70.000 comercios minoristas.

La empresa además ya tiene en marcha un plan de inversiones por 50 millones de dólares, que se destinarán a la ampliación de su planta de Trenque Lauquen -especializada en la producción de quesos- y la conclusión del complejo puntano.

El 67% del paquete accionario de la compañía está en manos de la familia Mastellone, mientras el restante 33% está en manos de Dallpoint, el fondo de inversión que lidera Carlos Agote. Tras la muerte de Pascual, la empresa avanzó hacia una consolidación de un management independiente encabezado por el actual presidente José Moreno, mientras que los integrantes de la familia que permanecen en Mastellone ya habían acordado dejar sus funciones a partir de 2018.

La compañía se vio muy afectada no sólo por la baja en los precios internacionales de los lácteos, sino también por la pérdida de rentabilidad que significó el programa Precios Cuidados. Mastellone participa del plan oficial con media docena de productos, incluyendo el sachet de leche fluida, que constituye el corazón de su negocio. Desde la puesta en marcha del programa, en enero de 2014, estos productos tuvieron un fuerte incremento en la demanda, pero como contrapartida son los que les ofrecen a los productores los menores márgenes de ganancia.

Fuente La Nacion