A cambio de un desembolso inicial de US$ 60 millones, el grupo Arcor ingresó en el negocio de los lácteos y se quedó con una de las marcas más prestigiosas de la Argentina. A través de un comunicado a la Bolsa, la empresa que preside Luis Pagani informó ayer la compra de una participación del 25% de Mastellone Hermanos, la empresa láctea número uno del país y la dueña de La Serenísima.

Según el comunicado de Arcor, la transacción se concretó por 50 millones de dólares de un aporte de capital y otro de 10 millones de dólares para una compra adicional de acciones a cambio de un 25% de la láctea, pero con una opción por la cual el grupo comprador sumará otro 10% en enero de 2017 a cambio de un desembolso adicional de 35 millones de dólares.

Debut en lácteos

La operación también incluye una serie de cláusulas por las cuales el grupo vendedor tiene la opción para desprenderse de hasta el 100% de sus acciones a manos de Arcor en un proceso escalonado que culminará en 2025. Para Arcor, la compra representa su debut en el rubro lácteo y refuerza su posición como el principal proveedor de los grandes supermercados. En la actualidad, la cartera de productos incluye golosinas, chocolates, helados, alimentos y galletitas, que le aportan una facturación que en 2014 llegó a los 3200 millones de dólares, lo que la convierte no sólo en la mayor compañía de alimentos del país, sino también en una de las contadísimas multinacionales de origen argentino.

Hasta ahora, el 67% del paquete accionario de la láctea estaba en manos de la familia Mastellone, mientras el restante 33% pertenecía a Dallpoint, el fondo de inversión que lidera Carlos Agote. Por el momento no se informó cómo quedarán estas tenencias tras el ingreso de Arcor y sólo se precisó que Victorio y José Mastellone renunciaron “al usufructo que poseían sobre los derechos políticos de ciertas acciones de la sociedad”.

Impacto de Precios Cuidados

La compañía se vio muy afectada no sólo por la baja en los precios internacionales de los lácteos, sino también por la pérdida de rentabilidad que significó el programa Precios Cuidados.

Mastellone participa del plan oficial con media docena de productos, incluyendo el sachet de leche fluida, que constituye el corazón de su negocio. Desde la puesta en marcha del programa, en enero de 2014, estos productos tuvieron un fuerte incremento en la demanda, pero como contrapartida son los que les ofrecen a los productores los menores márgenes de ganancia.

En Mastellone informaron que los fondos obtenidos por la venta de una porción de su paquete accionario se destinarán a impulsar un plan de inversiones que incluye la ampliación de su planta de Trenque Lauquen -especializada en la producción de quesos- y la terminación de un centro de producción en San Luis.

Fuente  La Nacion