El iPhone Upgrade Program por ahora solo funciona en los EEUU, pero nada le impedirá a Apple ponerlo en marcha fuera de ese país, aumentando así la cantidad de caminos para tener un dispositivo de alta gama.

En la actualidad, hay dos maneras de comprar un equipo: liberado o mediante una operadora, atado a un plan de servicios que hace variar el precio final, dependiendo de cuánto se abone por mes.

Apple pareció encontrar un plan intermedio y Samsung estaría por apuntarse, también ofreciendo equipos de alta gama bajo la condición de pagos mensuales.

El plan de Apple permite pagar el 100% del iPhone en 24 meses, dando la opción de tener el último modelo del smartphone tras 12 pagos. Los precios parten de u$s32,41 por mes para un iPhone 6S de 16GB y llegan a u$s44,91 mensuales si el usuario elige un iPhone 6S Plus de 128GB. iPhone Upgrade Program permite elegir qué operadora móvil dará el servicio.

La idea de Samsung, dijo Forbes, es ofrecer planes similares que contemplen a su familia de smartphones Galaxy y sus Note, de pantallas y funciones más amplias.
¿Qué ganan las empresas? Mantienen clientes bajo su cartera y logran el control sobre el mercado de segunda mano. Los teléfonos usados tendrían dos caminos: funcionar como repuestos o bien ser revendidos.
La puesta en marcha del leasing en el mercado de celulares podría causar daño al segmento medio del mercado, algo que dependerá de los precios que se ofrezcan.
¿Qué pasa con las operadoras? Dejarán de destinar millones para subsidios y, al mismo tiempo, deberán pensar en más y mejores ofertas para captar clientes.
Fuente: Infobae