Los beneficios de Apple aumentaron un 38% en el segundo trimestre de este año gracias a la buena marcha de sus negocios en China, pero sus previsiones para los tres próximos meses decepcionaron y la acción Apple perdía más de 6% en las operaciones posteriores al cierre de Wall Street.

El grupo anunció espera un volumen de negocios de solamente US$ 49.000 a 51.000 millones en su cuarto trimestre, cuando la previsión mediana de los analistas estaba en lo alto de esa banda. Dijeron además que la venta de iPhones entre abril y junio fue de 47,5 millones, cuando los analistas interrogados por la agencia Bloomberg esperaban en media 48,8 millones. Sin embargo, crecieron un 35% más que en el mismo periodo del año anterior y más del doble que hace cuatro años.

El iPhone es el producto estrella de la empresa con sede en Cupertino (California) y representa más del 60% de las ventas de Apple. La empresa informó que ventas de los teléfonos en China se duplicaron en el trimestre.

El rubro de cuentas denominado “otros productos”, que incluye el reloj y entre otros las ventas del iPod, registró un volumen de negocios en alza de 49% en relación al año anterior y de 56% en el trimestre, a US$ 2.600 millones.

En total, Apple ganó US$ 10.700 millones en el periodo, frente a los US$ 7.740 millones en el mismo trimestre de 2014, equivalente a US$ 1,85 por acción.

Los ingresos, mientras tanto, subieron un 33%, hasta los US$ 49.610 millones. “La brecha entre nosotros y nuestros competidores se está ampliando”, afirmó el consejero delegado de Apple, Tim Cook, en declaraciones al diario The Wall Street Journal.

El margen bruto de beneficios de la empresa fue del 39,7%, por encima de las expectativas que adelantaban una cifra entre el 38,5% y el 39,5%.

Fuente: IEco