Una serie de aumentos constantes y de margen abultado ayudaría a impulsar el costo de los préstamos, y conlleva el riesgo de afectar el crecimiento económico y de agitar a los mercados financieros.

Eso no es lo que los inversionistas quieren. Preferirían que el banco central apunte hacia unos aumentos graduales, paulatinos que le permitan evaluar periódicamente la salud de la economía y la posibilidad de volver a aumentar las tasas.

La Fed ha mantenido su tasa de interés referencial casi en cero desde el 2008, cuando tomó esa decisión para salvar al sistema financiero del borde del colapso. Ahora, cuando el mercado laboral está prácticamente recuperado, la institución monetaria se dispone a devolver las tasas a sus niveles normales.

Sus autoridades han dado indicios en meses recientes de que el aumento del miércoles será de un cuarto de punto y que los aumentos subsiguientes serán graduales. Pero los inversionistas quieren promesas más firmes.

Un factor que podría mantener los aumentos graduales sería la ausencia de presiones inflacionarias. De hecho la inflación sigue estando por debajo de la meta establecida por el banco central, de 2%. Esto se debe a la debilidad de la economía mundial, la disminución de los precios de combustibles y la fortaleza del dólar que hace que las importaciones sean más baratas en Estados Unidos.

Los inversionistas estudiarán con detenimiento la declaración que emita la Reserva Federal y la conferencia de prensa que ofrecerá luego la presidenta de la institución, Janet Yellen, para tratar de dilucidar si los aumentos serán graduales.

“Me preocupa que la fortaleza del dólar y los bajos precios del petróleo han encubierto presiones inflacionarias subyacentes que podrían salir a la superficie rápidamente ahora que estamos cerca de lograr el pleno empleo”, dijo David Jones, economista de DMJ Advisors.

Aun así, la mayoría de los economistas estima que la declaración de la Reserva Federal apuntará a que la institución, aunque pondrá fin a la era de las tasas casi nulas, no las aumentará muy rápidamente.

Fuente AP