PEACE AND LOVE Los nuevos valores anuales de las deducciones personales: • El mínimo no imponible paso a $42.318. • Para autónomos, la deducción especial es de $42.318. • Para empleados y jubilados, la deducción especial es de $203.126,40. • Para los casados, la deducción por cónyuge es de $39.778. • Para ambos padres, la deducción por cada hijo es de $19.889. • Para los que tengan a su cargo a otros familiares que permite la ley (con ingresos netos anuales que no superen los $42.318), la deducción es de $19.889.

Autónomos también alcanzados por el beneficio. Pero estos lo harán efectivo en 2017, cuando realicen la Declaración Jurada del año 2016. Efecto retroactivo desde el mes de enero. Por lo tanto, la diferencia del impuesto a devolver o a pagar, se verá ya en los recibos de sueldos o jubilaciones del mes de febrero. Servicio Doméstico. El importe de la deducción anual pasa a $42.318.

ALL WRONG Tasas del impuesto: no se modificó la tabla del art. 90, pasando su tratamiento para el 2017. Este es, sin dudas, el punto más negativo en cuestión. Para entender la magnitud del daño, cualquier persona con una ganancia neta superior a los $120.000 al año, tributa por la tasa del 35%. La escala se encuentra vigente desde el año 2000, cuando esa suma representaba USD120.000 y un sueldo básico era de USD 500. Concubinato: aun no pueden descontarse los concubinos/convivientes. Se deroga el Decreto 1242/13. Desde este mes, los exentos por no haber superado los $15.000 de ingresos, entre enero y agosto del 2013, a fin de mes deberán pagar si superan los nuevos valores de las deducciones. La R.G. 3831/16, aliviana la situación financiera de estos nuevos alcanzados, permitiendo ingresar en 10 cuotas el importe no retenido, retroactivo a enero. Este es un punto algo ambiguo, ya que si bien es cierto que muchas personas que no tributaban quedarán alcanzadas, también hay muchos casos de “avivadas criollas”, en donde personas que cobraban menos de $15.000 de bruto en 2013 (entre enero y agosto) luego pasaron a cobrar sumas mucho más elevadas sin tributar nada, lo que generó también situaciones de inequidad. No todo es tan absoluto: otras deducciones a considerar Para llegar a lo que se considera ganancia neta sujeta a impuesto debemos tener en cuenta varios ajustes, denominadas deducciones admitidas (aportes a obra social, pago de intereses de créditos hipotecarios, aportes a SGR, donaciones, seguros de vida, pago de honorarios médicos). Por eso, cada caso es puntual y nada es absoluto. Lo que sí podemos afirmar, es que lo resuelto fue una pequeña corrección que no alcanza para reparar el daño causado a los trabajadores en los últimos 15 años. Así, se prolonga la agonía de una de las mayores injusticias de la economía argentina

Por: Leonardo Rocco – Cultura Invest