El Gobierno nacional afirmó esta mañana que “no” le preocupa la fuerte caída de las reservas tras el pago del Boden 2015, que dejó el nivel actual en más de US$ 27.000 millones, por considerar que la deuda resultante, tras esta operación, es “muy chiquita”.

“Argentina tiene US$ 27.713 millones y una deuda muy chiquita, que se fue morigerando por las modificaciones en el formato”, dijo el funcionario por lo que resulta “cómoda de manejar” y “no” preocupa, según evaluó.

Así se refirió Fernández del pago de US$ 5.900 millones  para cumplir con el vencimiento del Boden 2015, en su habitual contacto con la prensa en la Casa de Gobierno.

“Partimos del 161% del PBI en 2003 y luego se fue morigerando por las modificaciones en el formato de la deuda, por el cual fue desapareciendo la deuda externa“, explicó.

Por tanto, el ministro graficó que el haber pagado el Boden 2015, a la Argentina “no la descalza ni la pone en una situación incómoda con el mundo”.

“Con US$ 27.137 millones , prácticamente sin deuda, nos pone en una situación cómoda”, abundó el funcionario.

Tras destinar US$ 5.900 millones para cumplir con el vencimiento del Boden 2015, el Gobierno proyecta la emisión de más títulos públicos para intentar recuperar parte de los dólares que se fueron del BCRA.

Fuente Fortuna