Se trata de una novedad relevante ya que el mercado esperaba un mínimo de cuatro alzas para este año, lo que había generado una gran volatilidad.

Asimismo, en el plano local, el Banco Central continuó esta semana interviniendo en la plaza cambiaria toda vez que el dólar parecía ensayar una nueva disparada; al tiempo que licitó una millonaria cifra en Lebac reduciendo el interés de la Letra a 28 días en 25 puntos básicos, al 26,50%.

En esta oportunidad, el mercado local reaccionó con calma a la liberación de unos $ 87.000 millones que no renovaron.

Francisco Odone, Gerente de Inversiones de Quinquela Fondos, consideró que la decisión de pasarse al largo plazo de inversores arriesgados “debe tomarse después de un monitoreo de distintas variables coyunturales, como el déficit fiscal e inflación. Si la consideración de esos factores es positiva, es momento de entrar”.

Puntualizó que, en el plano local, “la decisión de la FED trae aparejada un escenario de mayor certeza en el mercado”, lo que podría generar un mayor interés de los inversores a ampliar su horizonte de inversión.

Odone recomienda ingresar en el segmento de renta fija: Discount en dólares bajo ley argentina, el Bonar 2046 y el Argentina 2117, que muestran rendimientos máximos de ocho meses atrás.

La sugerencia se sustenta en que la volatilidad en los mercados mundiales afectó las valuaciones de las empresas y los rendimientos de los títulos de deuda de Argentina, que fueron más perjudicadas que sus países comparables de la región”.

“Quizás este sea el momento de comenzar a incorporar activos de mayor duración a las carteras, sobre todo aprovechando los momentos de mayor volatilidad”, comentó el gerente.

En acciones, Odone puntualizó que es momento de entrar en acciones del sector energético –tanto transporte como generación- debido al aumento de tarifas. Por ejemplo, Edenor, Pampa Energía y Transener.

Conocé los Fondos de Quinquela

José Echagüe, estratega de Consultatio, por su parte, comentó que “existen dos instrumentos donde ya es hora de pensar en ampliar el horizonte: los bonos de largo plazo ya que fue uno de los más castigados por la volatilidad externa en el lista de Emergentes”.

Habló de que Argentina tiene “la máxima pendiente de la curva de rendimientos. El Bonar 2046 es uno de ellos”. Los spread, incluso, están por encima de lo registrado en agosto último, previo a las PASO, donde los bonos tuvieron una caída fenomenal.

El segundo es el segmento de acciones, donde es hora de ingresar en títulos vinculadas a la energía, teniendo en cuenta que aún está pendiente la recalificación del país como Emergente por parte del MSCI y nuevas subas de tarifas, dijo Echagüe.

Conocé los Fondos de Consultatio